“Si algo puede hacerse, debemos avanzar y superar las barreras”
Lorena Mosquera es una enfermera del Chocó, Colombia. Trabaja por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en instalaciones médicas en zonas remotas afectadas por el conflicto armado, donde se dedica especialmente a sensibilizar sobre la importancia de proteger los servicios de asistencia sanitaria y de respetar el derecho internacional humanitario en general.
Passionate16 dedicada Reacciones

Lorena Mosquera creció en Bogotá, pero se relaciona con el Chocó a través de sus padres, quienes nacieron en esa zona. A temprana edad se dio cuenta de que allí muchas personas necesitaban ayuda y supo que quería ayudarlas.

“Tenemos mucha diversidad en nuestra región: diferentes grupos étnicos, terrenos y climas, por lo que puede ser difícil llegar a algunos de los lugares donde se necesita nuestro apoyo. El hecho de pertenecer al CICR realmente ayuda a ingresar en esas zonas remotas. Cuando nos ven llegar con el logotipo del CICR y una sonrisa, los pobladores del Chocó nos reciben como un símbolo de esperanza.”

“Es importante saber su idioma para ganarse la confianza de sus líderes ancestrales”

– Lorena Mosquera, ICRC

Para comunicarse mejor con algunas de estas comunidades, transmitir mensajes y explicar su trabajo, Lorena aprendió algunas palabras en los idiomas de los pueblos indígenas emberá y wounaan. Sin este conocimiento, sería muy difícil para el CICR entender por completo la situación de pacientes que viven en esta parte del país. “Es importante saber su idioma para entender la situación y las necesidades de los pobladores y, sobre todo, para ganarse la confianza de sus líderes ancestrales.”

“Lo que realmente me sorprendió es que puedo mejorar la vida de las personas. En esta región, pude prestar apoyo a las familias de las personas que han desaparecido, a víctimas de violencia sexual, a menores que fueron secuestrados durante el conflicto y a personas que han sido heridas por la guerra de forma directa. Muchas han tenido que reinventarse, adaptarse y encontrar nuevas formas de hacer las cosas, especialmente si han sufrido alguna discapacidad o si tienen problemas de salud mental. Las ayudamos a sentirse nuevamente incluidas en la sociedad y las alentamos a recibir tratamiento. Verdaderamente creo que el CICR es una voz que alienta a las víctimas que están intentando lidiar con estas situaciones altamente complejas.”

“He desarrollado una fuerza interna que me permite combinar sentimientos y pensamientos claros”

– Lorena Mosquera, ICRC

“Profesionalmente hablando, la peor parte del trabajo para mí son los casos de abuso sexual de niños muy pequeños, sobre todo porque yo también tengo una niña pequeña. Creo que ser mujer me vuelve un poco más sensible, y eso es muy importante cuando me relaciono con víctimas de violencia sexual y otras personas afectadas por ella. Sin embargo, he desarrollado una fuerza interna que me permite combinar sentimientos y pensamientos claros, sin perder la sensibilidad que necesitas al atender a víctimas de conflictos violentos. Es importante no dejar que estas malas experiencias parezcan naturales o normales.”

“Una de las cosas que más me enorgullece de mi trabajo ha sido presenciar cómo las víctimas de violencia sexual han podido tomar diferentes decisiones de vida gracias al apoyo médico y psicológico que les brindamos. Algunas de ellas han pensado en suicidarse o han disminuido sus expectativas de vida debido a sus experiencias traumáticas. Es inspirador ver que, después de recibir apoyo, encontraron formas de llevar vidas productivas e, incluso, continuar apoyando a otras mujeres en situaciones similares.

“Mi mejor consejo para otras mujeres en el terreno sería poner todo el corazón en lo que haces y nunca ponerte límites. Siempre pienso que, si algo puede hacerse, debemos avanzar y superar las barreras. Trabajando juntos como un equipo, hacia un objetivo común, es posible obtener resultados y, dar verdadero poder y dignidad a las personas.”

Lorena Mosquera

ICRC, 2010

Su reacción
Passionate
Dedicada
Hero
Héroe
Inspiring
Inspiradora
Brave
Valiente
Ya ha leído 0 historias de. Buen trabajo!
Sabías que...

7 mujeres jóvenes por cada 10 hombres jóvenes completan la escuela secundaria superior en países de bajos ingresos. Si queremos más mujeres líderes futuras, debemos cerrar la brecha de género en la educación.

– UN Women

Suscríbete a nuestro boletín