”Necesitaba restaurar sus coronas”
Stella Munyi, delegada de prevención y respuesta a la violencia sexual y de género de la Cruz Roja Canadiense, ha estado trabajando en el campo de la Protección desde que se unió a la Cruz Roja en el año 2006, primero como voluntaria. Al igual que sus colegas del Movimiento, ha estado trabajando las veinticuatro horas del día para garantizar que las mujeres de Sudán del Sur reciban asistencia y estén protegidas contra la violencia.
Passionate12 dedicada Reacciones

Con el gran apoyo de la Cruz Roja Canadiense, la Cruz Roja y la Media Luna Roja junto con los voluntarios y el personal de la Sociedad Nacional, ha podido utilizar su experiencia en temas de protección apoyando a la Sociedad Nacional en su trabajo para atender a mujeres supervivientes de violencia de género, favoreciendo el acceso a servicios, luchando contra el estigma, la vergüenza y el trauma que supone, todo ello, a través del proyecto ”Cuerpos sanos, mentes sanas”.

Stella Munyi comparte: “Durante la violencia postelectoral que estalló en Kenia en 2007-2008, pude presenciar el nivel de violencia que se ejerció sobre mujeres y niñas, desde bebés de un mes hasta abuelas de 100 años. Al principio me sentí impotente cuando las historias traumáticas de niños que vieron cómo mataban a sus padres fueron narradas por aquellos a quienes asistimos, pero a medida que el número de mujeres que fueron agredidas sexual y físicamente comenzó a aumentar, supe que tenía que hacer algo. Junto con colegas de la Cruz Roja de Kenia, comenzamos a ofrecer apoyo psicosocial a estas mujeres, además de acompañarlas al hospital para recibir asistencia médica. Esto no solo las ayudó a comenzar su viaje hacia la recuperación, sino que también nos ayudó a llegar a más mujeres que al principio se avergonzaban por buscar apoyo.

El aumento de personas en el campo de refugiados de Dadaab en el año 2011 me brindó nuevamente la oportunidad de trabajar en estrecha colaboración con mujeres refugiadas de Somalia y Sudán del Sur que huían de sus países debido a la guerra. Recuerdo vívidamente a las mujeres que llegaban a los campamentos con niños atados a la espalda después de caminar durante días, solo para darse cuenta de que cuando llegaron al campamento, los niños atados a la espalda ya no existían. Las mujeres que fueron agredidas sexualmente en su camino hacia el campo de refugiados quedaron traumatizadas hasta el punto de tener que vestir a sus hijas con varias prendas para así protegerles de los causantes de estos actos atroces.

Todo esto y muchos más incidentes que viví mientras trabajaba con comunidades vulnerables en Kenia y Sudán del Sur me rompieron el corazón, pero alimentaron el deseo de trabajar en estrecha colaboración con mujeres y niñas para ayudar a prevenir y responder a casos de violencia de género. “Necesitaba restaurar sus coronas“. 

Según la OMS, 1 de cada 3 mujeres sufre violencia física y/o sexual a lo largo de su vida. Este es un problema importante de salud pública que, si no se aborda, provoca daños físicos, sexuales o mentales a las mujeres.

”Mi sueño es que algún día podamos vivir en una sociedad justa donde las mujeres sean respetadas y protegidas por todos y se les den oportunidades porque se las merecen y no solo por el bien de la justicia”

– Stella Munyi, Canadá

Contar con mujeres en puestos de liderazgo dentro del Movimiento gestionando la agenda de género y ayudando a romper la barrera de la inclusión no solo contribuirá a cambiar las normas y expectativas de la sociedad sobre quién puede liderar, sino que también dará voz a los problemas de las mujeres que se han descuidado durante mucho tiempo, tales como luchar contra la violencia de género y las desigualdades de género.

Stella Munyi

Canadá, 2006

Su reacción
Passionate
Dedicada
Hero
Héroe
Inspiring
Inspiradora
Brave
Valiente
Ya ha leído 0 historias de. Buen trabajo!
Sabías que...

Entre 1990 y 2017, las mujeres constituían solo el 2% de los mediadores, el 8% de los negociadores y el 5% de los testigos y signatarios de los procesos de paz mundial.

– UN Women

Suscríbete a nuestro boletín