Un verdadero sentido del deber y responsabilidad
La Cruz Roja de las Islas Caimán (CRIC) tiene una reputación en la zona del Caribe de ser pequeña pero importante. La CRIC, es una Filial de la Cruz Roja Británica, que cuenta con 7 empleados fijos y casi 250 voluntarios. La CRIC es una realidad que hay que tener en cuenta gracias al compromiso y dedicación de todo el equipo, todo lo cual es posible gracias al liderazgo de la Directora de la Filial, Jondo Obi.
Brave 3 valiente Reacciones

Cuando Jondo comenzó a trabajar en 2003 la Filial era muy pequeña, sólo contaba con dos miembros fijos, dos a tiempo parcial y treinta voluntarios. “Era un lugar muy diferente” recuerda. “Estaba estructurada de tal manera que la mitad del personal contratado recibía un salario y la otra mitad tenía un contrato a comisión. Estaba claro que esta estructura era inviable, y que si aspirábamos a crecer esta situación tenía que cambiar” añade.

Jondo acababa de llegar a la isla, y, como madre de dos niños pequeños, trabajaba para salir adelante, haciendo malabarismos entre las demandas de la maternidad y el trabajo y haciendo cábalas sobre cómo conseguir que la CRIC pudiera cumplir adecuadamente su misión de ayuda a la comunidad. Estaba desbordada. Inmediatamente se hizo palpable que lo que ella y los demás miembros del equipo habían heredado era una organización que era irrelevante en la comunidad y que debían superar a los errores del pasado. “Comenzamos intentando atraer a más personas y reclutar más voluntarios” recuerda la Directora Adjunta Carolina Ferreira, “aunque era evidente nuestro problema de credibilidad”. Nos enfrentábamos a relatos de voluntarios que nos contaban como estaban siendo rechazados y despreciados sus servicios. Esto era un problema inmenso ya que como Movimiento nuestra mayor fuerza son nuestros voluntarios. Tuvimos que ponernos manos a la obra con celeridad y como parte de nuestra estrategia empezar pidiendo perdón por lo ocurrido a pesar de que no fuésemos culpables. Era lo necesario, comprometernos y rendir cuentas como punto de partida para llegar a tener la organización que deseábamos construir.

El trabajo de reacercamiento a la comunidad estaba comenzando a tener un cierto peso cuando en septiembre del 2004 el huracán de categoría 5 Iván arrasó las islas Caimán y, a lo largo de tres largos días, el 85% de Gran Caimán sufrió daños de consideración. Las infraestructuras estaban en ruinas, los envíos de alimentos y suministros paralizados y miles de familias en situación de vulnerabilidad.

“Nadie esperaba que la tormenta fuese tan terrible” recuerda Carolina, “Los hijos de Jondo, aun eran muy pequeños, por lo que decidió con su marido que sería mucho mejor si se quedaban en casa con él mientras ella se dirigía al refugio de la Cruz Roja. Pudimos mantenernos en contacto a través de mensajes de texto durante bastante tiempo, pero hubo un momento en que la comunicación fue imposible. Nos quedamos aislados en el refugio desde la mañana del sábado hasta el lunes por la tarde, y, al salir, no reconocíamos nuestro entorno”

Al arreciar la tormenta el marido de Jondo tuvo que llevarse a los dos niños a casa de un vecino ya que el techo de su casa desapareció por la fuerza del viento. “En cuanto salimos del refugio se fue a casa, comprobó el estado de su familia, vio los daños, abrazó a sus hijos y volvió a la sede” recuerda Carolina. Y añadió “hasta que fui madre en 2012 no me di cuenta de la importancia del gesto que había tenido, sólo ahora puedo empezar a imaginar los duro que tuvo que ser para ella separarse de su familia, no saber nada de ellos, y volver al trabajo inmediatamente después de una experiencia tan traumática. Pero ella nunca lo mencionó, no por un concepto erróneo de estoicismo y falta de emoción, sino por un verdadero sentido del deber y de responsabilidad que la llevaron a comprender que lo mejor para sus hijos era ayudar a que el país volviera a ponerse en pie lo antes posible”.
El huracán Iván supuso un punto de inflexión para la organización y Jondo pudo capitalizar la credibilidad que su equipo se ganó y así pudo iniciar un nuevo capítulo para la CRIC.

Jondo comenzó a abogar por una mayor participación de las Filiales de Ultramar en general y particularmente de la CRIC tanto en reuniones regionales como en oportunidades de formación. Instauró en Caimán el curso de “Ideales en Acción (Ideals in Action)” para ayudar a los voluntarios a comprender mejor el Movimiento, y alinear las prácticas, políticas y trabajos realizados en la Filial de acuerdo con los Siete Principios Fundamentales. Todo ello desembocó en iniciativas como la “Formación del Voluntariado de Cruz Roja (Red Cross Volunteer Training)” y el programa Pathway, además de convertir a Caimán en el lugar de lanzamiento de una controvertida campaña regional de utilización del preservativo lo cual era inaudito en el Caribe de aquella época.

Jondo continuó desarrollando su estilo de liderazgo mediante el cual permitió a su equipo protagonizar el crecimiento de la organización animándolos a explorar los límites de hasta donde se podía llegar en la ayuda a los más vulnerables con mayor efectividad. Una de las características que ha hecho que la CRIC sobresalga es su habilidad para reconocer y fomentar las fortalezas de cada uno, creando simultáneamente un ambiente de trabajo armonioso, feliz y familiar.

“Estoy agradecida y bendecida por poder llamar a una parte del paraíso de Caimán mi hogar” comienza Jondo. “Lo que tenemos aquí es un privilegio, tener aunque sea un pequeño rol para ayudar a preservarlo, poder trabajar en el empoderamiento de la gente, mejorándolo y aumentando su resiliencia es lo mejor que se puede hacer. Que además lo haga como parte de un Movimiento como la Cruz Roja es como la guinda en el pastel”

Jondo Obi

las islas Caimán, 2003

Su reacción
Passionate
Dedicada
Hero
Héroe
Inspiring
Inspiradora
Brave
Valiente
Ya ha leído 0 historias de. Buen trabajo!
Sabías que...

La investigación muestra que los equipos gerenciales con diversidad de género están relacionados con resultados de desempeño positivos.

– Barriers and Bias: The Status of Women in Leadership, American Association of University Women

Suscríbete a nuestro boletín