”¡Tener más mujeres líderes es esencial!”
Como jefa de Servicios para Personas y secretaria corporativa de la Cruz Roja de Canadá, Ann Clancy es un ejemplo vivo de que, con perseverancia, dedicación y humanidad, las mujeres pueden ascender de rango a un puesto ejecutivo y traspasar así la barrera con la que tantas mujeres se enfrentan.
Inspiring12 inspiradora Reacciones

Como la mayoría de los canadienses, la experiencia de Ann Clancy con la Cruz Roja se remonta a la infancia y a sus clases de natación. Las insignias de natación de la Cruz Roja fueron un gran logro en su casa. En 2003, después de participar durante muchos años como instructora de primeros auxilios y voluntaria, y conocer el increíble trabajo realizado por el personal y los voluntarios de la Cruz Roja; dejó su empleo de tiempo completo en otra organización para arriesgarse con un contrato con licencia por maternidad de 1 año como directora de Recursos Humanos para la Zona de Ontario con la esperanza de contribuir con nuevas ideas en la Cruz Roja de Canadá.

”Casi 18 años después, nunca he mirado atrás”

– Ann Clancy, Canadá

Ann ha participado en varias operaciones de la Cruz Roja de Canadá en distintos niveles, pero la más importante fue su misión a Indonesia y Sri Lanka a finales de 2005 y a principios de 2006 para apoyar las operaciones de la Cruz Roja de Canadá sobre el Tsunami como delegada regional de Recursos Humanos. Nunca olvidará el momento en que estuvo con el personal local en las fosas comunes en el primer aniversario del Tsunami y tener el honor de escuchar sus historias, aprender sobre los seres queridos que perdieron y celebrar la resiliencia de las personas mientras se embarcaban en el viaje de reconstruir sus vidas. Más de 200.000 personas perdieron la vida en esa tragedia.

De voluntaria a instructora de primeros auxilios y, luego, a directora de Recursos Humanos provincial, posteriormente, nacional, y actualmente, directora ejecutiva de la Cruz Roja de Canadá, demostró a lo largo de los años que es posible crecer dentro de la organización y realizar funciones ejecutivas confiando en la inteligencia emocional y fidelidad a los valores personales como el respeto, la inclusión, la humanidad y la colaboración.

”La Cruz Roja se trata de personas. Trabajar con la Cruz Roja te permite ver lo mejor de la humanidad incluso cuando las personas se enfrentan a una tragedia. Trabajar tanto con el personal como con los voluntarios, que dan tanto de sí mismos, su tiempo y su talento, los sacrificios que hacen con sus propias familias, es una inspiración”, dice.

Ann Clancy también es una inspiración para las mujeres de la organización. Siempre ha sido una defensora de las personas a las que servimos y los voluntarios y el personal que cumplen con nuestra misión día tras día. Está muy comprometida con la diversidad, la inclusión y la pertenencia, y se asegura de que sean las principales prioridades de la organización.

¡Tener más mujeres líderes es esencial! Ann está convencida de que, en el Movimiento, se necesita más diversidad mediante la participación de las mujeres y los grupos subrepresentados en el liderazgo. Las mujeres suelen representar la mayoría del personal, los voluntarios e incluso los beneficiarios de la Cruz Roja. Para reflejar esto y comprender mejor su realidad, la Cruz Roja se beneficiaría enormemente de más mujeres en puestos de liderazgo. Las mujeres líderes a menudo aportan una perspectiva diferente a los líderes masculinos y la diversidad de pensamientos y perspectivas en el liderazgo es fundamental para una buena toma de decisiones.

Al trabajar a nivel ejecutivo, Ann realmente comprende los desafíos que enfrentan las mujeres líderes cuando asumen puestos de liderazgo. Muchos equipos de liderazgo todavía están compuestos principalmente por hombres. Su mensaje para las mujeres líderes es que deben sentirse seguras de sí mismas para desafiar los comportamientos inapropiados y, al mismo tiempo, participar de manera positiva. Como mujeres, a menudo carecemos de confianza en nosotras mismas en nuestros puestos y tendemos a no valorarnos, ya sea por nuestra voz interior o sentimiento de inferioridad, aunque no exista ninguna razón para hacerlo. El camino del liderazgo es de crecimiento y aprendizaje continuos y, por lo tanto, no debemos esperar ser perfectos en todo lo que somos y en todo lo que hacemos.

”Quiero que las mujeres jóvenes se imaginen a sí mismas en roles de liderazgo para el futuro”

– Ann Clancy, Canadá

Para esto, es necesario que las mujeres que se encuentren en puestos de liderazgo ahora las vean y apoyen. Considera que el área donde probablemente GLOW Red puede tener más impacto es en que las mujeres orientan a otras mujeres ayudándolas a generar confianza y abriendo la puerta a nuevas oportunidades.

¿Con qué sueña?

  • Que las mujeres se sientan seguras de asumir puestos de liderazgo, incluso cuando no crean que están completamente preparadas.
  • Que las mujeres tengan entornos seguros para aprender y crecer como líderes, cometer errores y mejorar continuamente.
  • Que se reconozca que las mujeres líderes están ahí porque se lo ganaron y que realmente tienen contribuciones relevantes y significativas que hacer.
  • Lo más importante es que las mujeres pueden estar en entornos de apoyo en donde desempeñar puestos de liderazgo y tener la vida personal o familiar que desean no solo puede lograrse sino celebrarse.

Las mujeres líderes deben ser mentoras y defensoras de las próximas generaciones y en la Cruz Roja de Canadá, Ann está mostrando el camino.

Ann Clancy

Canadá, 2003

Su reacción
Passionate
Dedicada
Hero
Héroe
Inspiring
Inspiradora
Brave
Valiente
Ya ha leído 0 historias de. Buen trabajo!
Sabías que...

Es más probable que las mujeres disminuyan y subvalúen sus habilidades y logros profesionales que sus contrapartes masculinas.

– Barriers and Bias: The Status of Women in Leadership, American Association of University Women

Suscríbete a nuestro boletín